República Socialista de Checoslovaquia

Nombre oficial: Československá Socialistická Republika
Capital: Praga
Superficie: 127900 km²
Moneda: Koruna (100 hellers)
Población: 15,600,000. Los checos constituían el 62.8% de la población y los eslovacos el 31%. La principal minoría eran los húngaros, que constituían el 3.8% de la población y habitaban principalmente en el suroeste de Eslovaquia, siendo las otras minorías principales gitanos (0.7%) y silesios (0.3%): el restante 1.7% de la población estaba compuesto por rutenos, ucranianos, alemanes, polacos y judíos. La estructura demográfica del país fue alterada bruscamente tras el fin de la segunda guerra mundial a consecuencia de la expulsión de los alemanes de los Sudetes, el intento de expulsión de los húngaros y la cesión de Rutenia a la URSS.
Densidad: 121 habitantes por kilómetro cuadrado
Idioma (s) oficial (es): Checo, eslovaco
Presidente: Klement Gottwald (primero, 1948-1953), Karel Urbanek (último, 1989)
Primer ministro: Antonin Zapotocky (primero, 1948-1953), Marian Calfa (último, 1989-1990)

Antecedentes históricos

Los antepasados de los checos y los eslovacos formaron parte de una confederación tribal llamada “reino de Samo”, el cual es mencionado en varias fuentes como el primer Estado eslavo. Las principales referencias provienen de Fredegarii Chronicum, un conjunto de crónicas escritas en la primera mitad del siglo XVII por un tal Fredegar (de quien, por otra parte, no existen registros históricos). Fredegar menciona que Samo era un comerciante franco procedente de Sens, Francia (de ahí que emplee el termino de ”senonago”), que tenia 12 esposas y 37 hijos (22 hijos y 15 hijas). Por su parte, segun la Conversio Bagoariorum et Carantanorum, Samo era un comerciante esloveno. El reino -que abarcaba territorios de Alemania, Eslovaquia, la Republica Checa, Austria y Eslovenia- se habría formado entre 622 y 624 cuando Samo unifico a las distintas tribus eslavas de la zona (wendos, checos, eslovacos, croatas y eslovenos) contra las incursiones de los hunos y los avaros, y tras su victoria sobre estos, y debido a sus habilidades militares, fue electo rey y proclamado Rex sclavorum (“rey de los eslavos”).  A pesar de haber derrotado a los avaros y los hunos (y de que según Fredegar participo en la toma de Constantinopla en 626), Samo debió enfrentarse al rey franco Dagoberto I a consecuencia de varios incidentes en que comerciantes francos fueron atacados y despojados de sus bienes: el evento más destacado tuvo lugar cuando Samo derroto a los ejercitos de Dagoberto en la batalla de Wogastisburg en 631. Tras la derrota de Dagoberto, Dervan, duque de los sorabos, que hasta entonces habia sido vasallo de los francos, les abandono y se unió a Samo. En 641, el duque Radulf de Turingia se alió con Samo contra Sigeberto III. Tras la muerte de Samo en 658 el reino se disolvió (en parte porque Samo no nombro heredero) y surgieron varios Estados, dos de los cuales fueron los principados de Nitra y Moravia.

En 833 Mojmir I sometió al principado de Nitra y lo anexiono a Moravia. Tras la muerte de Mojmir en 846 asumió el trono su nieto Rastislav, y aunque inicialmente fue designado por los francos, logro imponer su política independiente. En 863 el emperador de Bizancio envió misioneros, encabezados por Cirilo y Metodio, para evangelizar la región: se adopto el alfabeto cirílico, así como los ritos y la liturgia del cristianismo oriental. Posteriormente, Rastislav fue derrocado en 870 por su sobrino Svatopluk apoyado por los francos, pero pronto surgieron roces ante la negativa de estos de abandonar Moravia, por lo que Svatopluk fue depuesto y encarcelado. Fue liberado en 873 tras la mediación del Papa, e inmediatamente comenzó una guerra contra los francos que concluyo en 874, no obstante, no pudo librarse completamente de su influencia. Tras su muerte en 894 llego al trono su hijo Mojmir II, pero el reino pronto entro en crisis a consecuencia de la rebelión de su hermano Svatopluk II, situación que fue aprovechada por los húngaros para invadir el país, logrando conquistarlo en 907 tras triunfar en la batalla de Bratislava, tras lo cual fue desmembrado y repartido entre alemanes y húngaros.

En 1212 el emperador Federico II publico la Bula de Sicilia mediante la cual se creaba el reino de Bohemia, pues aunque era una provincia autónoma, muchos de sus gobernadores habían tenido el título de ”rey”, siendo coronado Otakar Premysl. En 1253 Otakar II subió al trono, y posteriormente incorporo Austria a Bohemia: dado que en ese entonces el Sacro Imperio Romano no disponía de fuerzas suficientes para imponer sus intereses, Otakar II, aprovechándose del caos y las luchas internas que había en Austria, logro anexionarla. En 1260 obtuvo Estiria tras la derrota de los húngaros: su imperio pronto cubrió toda Europa central y se extendió hasta el Adriático. En 1278 Otakar II murió en la batalla de Marchfeld, donde sus tropas fueron derrotadas por Rodolfo de Habsburgo, siendo sucedido por su hijo Wenceslao II. Posteriormente, en 1356 el reino se convirtió en electorado del Sacro Imperio, permaneciendo como tal hasta su disolución en 1806 en el marco de las guerras napoleónicas.  En 1867 fue incorporado a Austria y posteriormente fue disuelto.

Durante la Primera Guerra Mundial, el nacionalista checo Tomas Masaryk creo en París el Comité Nacional Checoslovaco, que fue presidido por él y Edvard Benes. Tras el fin del conflicto, el 18 de octubre de 1918 Moravia y Eslovaquia proclamaron la independencia y tras su unión se estableció la Republica de Checoslovaquia, cuyas fronteras fueron fijadas por los tratados de Saint Germain (1919) y Trianon (1920). La constitución de 1920 establecía un sistema de democracia representativa y una republica parlamentaria: igualmente, establecía al checo y el eslovaco como idiomas oficiales y otorgaba estatus de oficialidad a los idiomas minoritarios que fueran hablados por lo menos por el 20% de los ciudadanos que lo tuvieran como su lengua, aunque esto último no siempre se cumplía. Los primeros gobiernos se distinguieron por su debilidad, la cual solo pudo ser superada mediante la formación de coaliciones. Masaryk gobernó hasta su muerte en 1935, cuando fue sucedido por Benes.

Desde la independencia hasta mediados de la década de 1920 el país había tenido una balanza comercial superavitaria, no obstante los resultados eran desiguales, pues mientras mantenía un intercambio favorable con sus vecinos del antiguo imperio austrohúngaro y de los Balcanes, el comercio con otros países era deficitario. Debido a la política centralizada del país, en parte heredada del imperio austrohúngaro, mientras Moravia tenía una industria desarrollada, y por lo tanto era la zona del país con mayor nivel de vida, Eslovaquia era una región mayoritariamente agrícola (en el caso de Rutenia, lo era en su totalidad) y con una industria escasa: esto se debía a que Austria y Moravia eran las zonas más desarrolladas del imperio, y por ello suministraban a las otras zonas de la monarquía la mayor parte de sus bienes industriales. El resultado de ello era una balanza comercial favorable para el país (y para Austria), no obstante, tras la crisis de 1929 las exportaciones disminuyeron en un 71.5% y las importaciones en un 70.8%, provocando un aumento grave del desempleo. Por otra parte, como ya se menciono, aunque teóricamente se trataba de un Estado que favorecía la autodeterminación de las minorías, en la práctica los checos ocupaban los principales puestos de responsabilidad, además de que la autonomía real otorgada a las minorías era muy escasa, siendo este hecho lo que favoreció el florecimiento del nacionalismo eslovaco y el deseo de los alemanes de los Sudetes de ser incorporados a Alemania.


Tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, en el marco de la política del frente popular, se formo un gobierno de coalición presidido por Benes y con Klement Gottwald como primer ministro. En 1945 se llevaron a cabo las primeras nacionalizaciones y se realizo una reforma agraria, expropiando principalmente a terratenientes alemanes y a colaboradores de los nazis: igualmente se prohibieron a los partidos que habían apoyado a los nazis. En mayo de 1946 se celebraron elecciones, que fueron ganados por el KSC en Chequia, con el 40% de los votos, aunque en Eslovaquia solo obtuvo el 30%. El 25 de febrero de 1948 el gobierno de coalición se disolvió y se formo uno dominado totalmente por el KSC. El 9 de mayo  el parlamento aprobó una nueva constitución, la cual Benes se negó a firmar: finalmente, Benes dimitió el 2 de junio y el parlamento nombro presidente a Gottwald el 14 de junio. Se nacionalizaron las grandes empresas, empezando por aquellas que tuvieran más de 50 empleados, se expropiaron las tierras y se limito su propiedad privada a 50 hectáreas. En febrero de 1949 la asamblea nacional aprobó el Acta de Cooperativas Agrícolas Unificadas, que establecía la colectivización voluntaria del campo, no obstante al principio se estableció un sistema de cuotas de producción para aumentar la productividad y agilizar la mecanización, lo cual causo cierto malestar entre los campesinos. El objetivo del primer plan quinquenal (1949-1953) consistía en aumentar la producción de bienes de consumo, aunque fue revisado en 1950, en parte debido a la guerra de Corea, para dar prioridad a la industria pesada. Klement Gottwald murió en marzo de 1953 de un aneurisma y fue sucedido por Antonin Zapotocky.

Siguiendo el ejemplo de la URSS, Checoslovaquia llevo a cabo un rápido proceso de industrialización. La industria fue reorganizada, haciendose enfasis en los sectores metalurgico, minero y de maquinaria pesada. La produccion se concentro en las grandes unidades: las mas de 350000 unidades existentes en la preguerra se redujeron a cerca de 1700 en 1958. Entre 1948 y 1959 la produccion industrial aumento en un 233 por ciento, empleando al 44% de la fuerza laboral. Esta industrializacion fue especialmente acelerada en Eslovaquia, donde la producecion aumento en un 347% y el empleo en un 70%. Entre 1948 y 1957 la produccion industrial crecio en un 170%, situandose al nivel de Italia y Francia, por encima de Grecia y Austria, y cerca de Alemania Occidental y Japon. Por otra parte, la colectivizacion se completo en 1960, y para entonces las granjas estatales abarcaban el 16% de la tierra.

Tras la muerte de Zapotocky en 1957 la dirección del gobierno y del KSC fue asumida por Antonin Novotny, quien llevó a cabo una serie de reformas. En 1960 se establecio una nueva constirución, la cual declaro completada la transición hacia el socialismo. A su vez, Novotny dimitió en enero de 1968 y fus sustituido por Alexander Dubcek.

Tras los acontecimientos de 1968, Dubcek fue reemplazado por Ludvik Svoboda. Svoboda fue reelecto para la presidencia en 1973, pero renunció al año siguiente, y en su lugar fue elegido Gustav Husak.

Los ministerios de gobierno preparaban las directrices generales respecto al desarrollo económico. Esto se realizaba en conjunto con la Comisión de Planificación Central, que desarrollaba los objetivos que debían alcanzarse. Estos lineamientos se expresaban en planes económicos extensivos -que cubrían periodos de entre 15 y 20 años-, y por supuesto, en planes quinquenales. Desde 1969 los planes económicos realizados en la Republica Socialista Checa y la Republica Socialista de Eslovaquia eran producidos por comisiones de planeación propias, aunque los planes de la Comisión Central seguían siendo los principales. La agricultura seguía siendo un sector débil, aunque mejoro de forma significativa: para 1975 el sector casi había alcanzado la autosuficiencia en la producción animal y de cultivos; los sueldos aumentaban y la mecanización avanzaba rápidamente. La economía crecía en promedio a tasas de entre el 4 y el 7% al año. La producción industrial crecía entre el 14 y el 18% y la producción agrícola entre el 7 y el 10%. Los salarios crecían constantemente, y pese a ser pequeños, se trataba de aumentos reales.

A mediados de los 80 Checoslovaquia tenía una economía profundamente industrializada así como un alto nivel de vida. El sector industrial representaba el 59.7% de la producción nacional, la construcción el 11.2%, la agricultura y el sector forestal el 7.5%, y los demás sectores en conjunto el 21.6%. El 97.4% del ingreso nacional provenía del sector estatal, que empleaba el 99.8% de la fuerza laboral. El 95% de la agricultura funcionaba en cooperativas agrícolas y granjas estatales, abarcando 64000 kilómetros cuadrados (43000 las cooperativas y 21000 las granjas estatales), mientras las explotaciones individuales solo abarcaban 4040 y estaban ubicadas en su mayor parte en el norte de Eslovaquia. Igualmente, Checoslovaquia era, junto a la URSS, el único país de Europa oriental productor de centrales nucleares.

Igualmente, existía un sistema de seguridad social universal que otorgaba atención médica y medicinas gratuitas a todos. El personal médico aumento significativamente, pasando de 1 médico por cada 745 habitantes en 1954 a 1 por 278 en 1985, y aunque era menor en zonas rurales, había aumentado notablemente. En 1985 un cuarto de la población recibía algún tipo de pensión. Los beneficios de la seguridad social eran accesibles para todo mundo. La pensión promedio era de 1000 kcs al mes: la pensión de los trabajadores era de 1130 kcs, la de los campesinos de las cooperativas agrícolas era de 880 kcs, y la de los campesinos independientes de 720 kcs. La baja de maternidad duraba 6 semanas y se pagaba el 90% del sueldo.

Husak fue destituido el 10 de diciembre de 1989 por un golpe de Estado organizado por los sectores liberales del partido y grupos de disidentes conocido como ”revolución de terciopelo”, no obstante, la mayor parte del gobierno ya había dimitido el 24 de noviembre. Fue reemplazado por Milos Jakes, quien pese a defender la realización de reformas similares a la perestroika y hacer llamamientos a su implementación, se negó al dialogo con la oposición. A su vez, Jakes dimitió el 20 de diciembre y fue sustituido por Karel Urbanek, quien convoco elecciones anticipadas el 29 de diciembre –las primeras elecciones multipartidistas en 41 años-, en las que el disidente Vaclav Havel fue electo presidente. El dirigismo ideológico y la permisividad hacia la existencia de corrientes internas de Husak jugaron un papel clave en el colapso del orden socialista. Tras su dimisión, Husak fue expulsado del KSC en febrero de 1990, muriendo en noviembre de 1991 en el más absoluto ostracismo.

Tras la caída de la RSC, la situación económica se deterioro gravemente a consecuencia de la ”terapia de shock” implementada por el gobierno de Havel, lo cual provoco, entre otras cosas, una escalada abrupta de la inflación y un aumento drástico del desempleo. Igualmente, les fueron devueltos a los empresarios y terratenientes del periodo de entreguerras y a sus descendientes los bienes que les habían sido expropiados. Estos factores, aunados al retiro de las tropas soviéticas en 1991, influyeron en el resurgimiento del nacionalismo, y por lo tanto, del aumento de la popularidad del separatismo eslovaco. Finalmente Checoslovaquia se disolvió el 31 de diciembre de 1992, tras lo cual surgieron la República Checa y Eslovaquia como Estados independientes: huelga decir que continúo la privatización de la economía y el deterioro de las condiciones de vida.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s